AYUNO DE DANIEL 2016


DISCIPLINA DE DANIEL

CONSEJOS PRÁCTICOS

RECETARIO PARA EL AYUNO DE DANIEL

DEVOCIONAL

 

1er día       2o día       3er día       4o día       5o día       6o día       7o día



8o día       9o día       10o día   

             











 

DEVOCIONAL

 
1er día de ayuno en el diseño de Daniel.

La comunión engendra identidad.
 
Una razón básica por la cual  fue creado el hombre es para ADORAR. Isa 43:7,21 y Efe. 1:5
La adoración es el lenguaje más puro de amor, es la unión entre lo humano y lo divino. Esta adoración es expresada en su término más alto:  “comunión íntima” con el Abba, podemos decir que el ser humano fue diseñado para tener comunión con su creador, la Biblia enseña categóricamente:
 

Y oyeron al Señor Dios que se paseaba en el huerto al fresco del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia del Señor Dios entre los árboles del huerto Gen.3:8

 
Entre tanto el ser humano mantiene una verdadera relación de comunión  el estado de su alma es satisfecha, descansa, Sal. 62:5 está completo y su mente camina con revelación en cuanto sus tiempos Jer. 33:3 y propósitos, sus pies caminan firmes en la toma de decisiones.
 
La semilla de pecado y naturaleza caída destruyen la comunión.
 
Cuando el hombre es tentado con su propio “yo” , es decir, él quiso ser como Dios... esta es la raíz que hizo que Lucifer cayera y se rebelara “perfecto eras... hasta que se halló iniquidad en ti”.. Eze.28:15
Y  la misma raíz fue su estrategia  “ serés como Dios” Gen 5:3 este asunto nos habla de el “yo” independiente, autosuficiente, y retador … Esta raíz.. termina apartando al hombre de su creador.
 
Cuando comenzamos a tomar decisiones basadas en nuestra propia fuente (carne y sentidos) e intereses egoístas, cuando somos seducidos y controlados de nuestra naturaleza caída Stg. 1:13.  nos separamos  y experimentemos muerte. Así la comunión se va secando gradualmente.
 
La voz de Dios es silenciada por la de nuestro razonamiento
 
El corazón petrificado Heb. 12:15
 
El corazón se petrifica y nos volvemos insensibles, no más buscamos tener relación con Dios, caemos en prácticas religiosas como sustituto de una relación que un día existió.
Nos volvemos cristianos fríos, obstinados, racionalista con un espíritu de juicio y crítica.
 
La manifestación es la “Petrificación” del corazón el cual se vuelve duro, estorbado por viejas raíces que lo privan de Disfrutar a Dios y hacer uso de las riquezas espirituales otorgadas.
 
A medida que nuestra comunión es un suministro donde Abba se nos imparte, revela y edifica con su persona, adquirimos identidad como hijos, los cuales jamás se apartan de su Padre y a través de un proceso de madurez nos posesionaremos uso de la herencia y Reinarán en vida. 
Jesucristo en los días de su carne siempre mantuvo una relación de adoración expresada en comunión con su Padre. Esto le dio identidad. Nunca tendrás una identidad genuina  de hijo si no eres enseñado, disciplinado y formado através de la intimidad en la comunión divina.
Mr. 1:35; Mt. 26:39.
 
 
EXAMINEMOS SI NUESTRA COMUNIÓN Y ADORACIÓN SON ARDIENTES.
 
EXAMINEMOS SI CAMINAMOS CON SEGURIDAD Y PLENA SATISFACCIÓN EN NUESTRO DIARIO VIVIR.
 
RECONOZCAMOS QUE LA ADORACIÓN EXPREASADA EN COMUNIÓN ES VITAL PARA SER CRISTIANOS VENCEDORES.



Volver arriba.

 
2o día de ayuno en el diseño de Daniel.

La misericordia y el reconocimiento.


 

"Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades."
Heb. 4:15

Una de las causas que terminan con nuestra intimidad y comunión con el Padre son las debilidades humanas que no han sido tratadas. Todos poseen debilidades que están ligadas en su alma por la condición de su humanidad caída. 2Cor. 12:7

  •  Se vuelven el medio para buscar de continuo ser fortalecido según el poder interior que mora dentro de nosotros
  • Son la oportunidad para que en todo  momento estemos necesitados de la gracia divina.
    2Cor. 12:9
  • Dios  mantiene controlado nuestro ego. 2Cor. 12:7
  • Son el medio para manifestar dominio propio y no para pecar deliberadamente. Rom. 6:1

 
Debemos aprender  que las debilidades son el medio para que Dios se exalte pero no el canal para apartarnos de Él. Cuando no eres maduro y por tus debilidades parece que vives una vida de práctica de pecado, es seguro que caminas en conciencia de culpa, y esta te hará que te alejes de la relación de tu amado, pero siendo alumbrado por la Ciencia Divina comprenderás que Dios depositó su poder dentro de ti, para resistir, lidiar y ser vencedor. 2Cor. 4:7 No vivirás más en condenación, cierto, habrá caídas pero tu fe debe ser puesta en la victoria del Hijo y no en tu experiencia personal.
 
Examinar el corazón y reconocer tu condición desata la gracia misericordiosa del Padre.
 
Desafortunadamente cuando no somos capaces de reconocer nuestra condición de barro, podemos entrar en una condición de rebelión en donde vivas deliberadamente y amando la condición carnal-caída. Esto es peligroso pues nos llevaría a la perdición de nuestra primogenitura y no heredaríamos el Reino. Gal. 5:21 estaríamos muertos y en esclavitud. Rom. 6:14,16-17
 
Al que disimula el pecado, no le irá bien; pero el que lo confiesa y lo deja, será perdonado. Prov.28:13 (DHH)
Así que necesitamos reconocer las áreas débiles que por falta de REVELACION Y CONVERSION DEBEN SER RENDIDAS.
Cuando vienes al Padre reconociendo tus  debilidades, su misericordia te alcanza, limpia tu conciencia de culpa y fortalece tu relación para que experimentes la transformación tan deseada. Él te desea y seguirá trabajando en tu perfección, no caigas en la trampa, el corazón duro tomara por normal la condición caída.
 
PASOS A SEGUIR EN EL AYUNO:
 
1.- Identifique cuáles son sus debilidades.
2.- Rinda al Señor estas áreas.
3.- Renuncie a vivir una vida desordenada y desee una vida controlada.
4.- Confiese a Dios y no rechace su perdón y misericordia.

 
 Volver arriba.




 
3er día del ayuno en el diseño de Daniel.

EL VACÍO PERSONAL Y LA BÚSQUEDA DE SATISFACCIÓN POR NUESTROS MEDIOS NOS IMPIDEN LA COMUNIÓN QUE NOS DA IDENTIDAD.
Juan 4:16-24.

Los versos 16,17 y 18 muestran claramente el vacío existencial que tenía la samaritana, ya que había tenido cinco maridos, y el sexto que tenía tampoco era su marido, ya que los anteriores como el presente no la satisficieron en ningún sentido, ni siquiera acarreando agua del pozo a la casa. ¿Te has preguntado el por qué ella negó que no tenía marido?, lo más seguro era que ella pretendía que el Señor Jesús se fijara en ella como mujer, pero detrás de este deseo había uno mayor; ella deseaba que un hombre la pudiera satisfacer, ella deseaba tener un hombre responsable y que cumpliera su rol de varón de tal forma que si fuera posible ella ya no tuviera que ir por agua al pozo.

De los versos 13 al 15 dice que el Señor Jesús le ofrece agua de vida y eso es muy seguro que haya cautivado a la mujer, es probable que ella haya dicho: ¡Por fin un varón que me va a satisfacer en todo, hasta llevando agua del pozo a la casa para mí!

¡QUÉ TREMENDO VACÍO HABÍA EN LA MUJER!, ¡Oh sorpresa!, el conocimiento sobrenatural en cuanto a sus pasadas relaciones la llevó a creer que él no era un hombre cualquiera sino un profeta (ver. 19), entonces viene la hora de sacarle información, en cuanto en dónde se debía de adorar (tener comunión), en el monte o en el templo de Jerusalén; esto revela que la mujer era algo religiosa ya que ella quería saber exactamente en donde era el lugar indicado o más correcto para los oficios religiosos, claro está que al sentirse frustrada, cansada y desilusionada porque no le había tocado un buen hombre la orilló a volverse religiosa ya que en cualquiera de los dos lugares que se adorara sería de forma religiosa.

Al tratar de satisfacer su vida como mujer por sus propios medios, buscando hombre tras hombre, trató de buscar ese descanso en la religión, la cual había practicado en el monte, pero sin resultados. La mujer se seguía sintiendo vacía e insatisfecha, quizá en el templo de Jerusalén recibiría La Paz y la llenura que necesitaba, pero el Señor le dijo: la hora es que, ni en el monte ni en Jerusalén se adorará... sino que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad (vers. 21 y 23).

En esta mujer el vacío que tenía y el deseo de satisfacción por sus propios medios sin tener éxito la llevaron a refugiarse en la religión, la cual la llevó solo a adorar de forma incorrecta y falsa, la misma religión no pudo satisfacer la necesidad de la mujer.
Cristo le ofrece la verdadera satisfacción que se encuentra en adorar al Padre, en espíritu y en verdad.

¿Quiénes son los que pueden adorar en espíritu y en verdad y recibir esta satisfacción? Los que saben que son espíritu y han recibido la verdad. El apóstol Pablo (perito y arquitecto de la iglesia) dice en 1Tes. 5:23 refiriéndose a nuestra constitución completa, que somos "espíritu, alma y cuerpo” y es claro decir que en Efe. 1:13 el apóstol Pablo dice a los efesios que ellos han escuchado el mensaje de la verdad, dicha verdad quedó plasmada en sus cartas que ahora nosotros, en pleno siglo XXI podemos de igual forma leer y recibir la verdad ABBA PADRE.

Nosotros al igual que los efesios hemos recibido esta verdad, por lo tanto nosotros somos esos adoradores en espíritu y en verdad, un carnal se ve impedido a elevar una adoración en espíritu pero no así los que sabemos que somos espíritus y andamos en la verdad, por tal razón basta que nosotros dispongamos nuestro corazón a adorar, que en ese mismo instante hay un suministro de satisfacción que se abre para nosotros.

¿Necesitamos sentir algo? La respuesta es NO, ¿necesitamos llorar? La respuesta es NO, solo basta creer que estoy siendo satisfecho y ya está (no estamos en contra del sentir o el llorar). Mientras más adoramos, más nos debemos de afirmar en nuestra identidad de espíritus, y si somos espíritus, tenemos libre acceso a todo lo espiritual, dispuesto para nosotros en Cristo Jesús.


Volver arriba.



 
4o día de ayuno en el diseño de Daniel.

RECOBRANDO LA IDENTIDAD PARA NUESTRO LIBRE ACCESO.
 
La Importancia de Conocer Quiénes Somos.

Conocer nuestra identidad es una de las cosas más valiosas e importantes del ser humano. Cuando no sabemos quiénes somos, no podremos saber a dónde vamos. Como cristianos nacidos de nuevo por la fe en Jesucristo, tenemos una nueva identidad. Conociendo ésta, también sabremos cuál es el propósito para el que fuimos creados, y cuál es el destino que Dios preparó de antemano para nosotros.

El enemigo sabe muy bien la importancia de saber quiénes somos. Por esto ha venido distorsionando nuestra identidad, pues de esta manera nos incapacita para cumplir el propósito que Dios tiene para nosotros. Esta es una de sus maneras de entorpecer la obra de Dios en la Tierra. Para este fin se vale, entre otras cosas, de la mentira, del engaño y de la falsedad.
En Génesis 3:3-5, Satanás engañó a Eva distorsionando su identidad:

 

"...pero del fruto del árbol que está en medio del huerto dijo Dios: No comerán de él, ni lo tocarán, para que no mueran. Entonces la serpiente dijo a la mujer: No morirán, sino que sabe Dios que el día que coman de él, serán abiertos sus ojos, y serán como Dios, sabiendo el bien y el mal".


Si Eva hubiera entendido bien quién era, para qué fue creada y cuál era su destino, no se hubiera dejado engañar, ni siquiera le hubiera permitido hablar a Satanás.

En Mateo 4:2-3, trató de hacer lo mismo con Jesús, pero sin resultado:

 

"Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios".


La persona que está segura de su identidad y conoce bien su propósito y su destino, no se deja engañar de Satanás.

Hoy, el maligno continúa engañando a la gente en esta área de su vida, porque sabe, que mientras menos seguros estemos de nuestra identidad, más seguro será nuestro fracaso. Y nuestro fracaso sería la causa del aplazamiento de la instauración del Reino de Dios en la Tierra. ¿Por qué? Porque Dios cuenta con nosotros para ese trabajo. Ese es el propósito de la Iglesia de Jesucristo.


Volver arriba.




 
5o día de ayuno en el diseño de Daniel

IDENTIDAD VERDADERA DENTRO DE LA ESTRATEGIA DE DANIEL.
 

1En el tercer año del reinado de Ciro de Persia, Daniel (también llamado Beltsasar) tuvo otra visión. Comprendió que la visión tenía que ver con sucesos que ciertamente ocurrirían en el futuro, es decir tiempos de guerra y de grandes privaciones. 2Cuando recibí esta visión, yo, Daniel, había estado de luto durante tres semanas enteras. 3En todo ese tiempo no comí nada pesado. No probé carne ni vino, ni me puse lociones perfumadas hasta que pasaron esas tres semanas.4El 23 de abril, mientras estaba de pie en la ribera del gran río Tigris, 5levanté los ojos y vi a un hombre vestido con ropas de lino y un cinto de oro puro alrededor de la cintura.
Daniel 10:1-5. NTV


La vida de toda persona está determinada por la identidad que posee, es decir, toda persona obtiene una identidad de acuerdo a las experiencias que fue absorbiendo de la vida, esta identidad obtenida produce un comportamiento, es decir, un modo de vida, es por eso que concluimos que el estilo de vida de una persona está regida por la identidad que fue adquiriendo por el paso del tiempo. Esa es la razón de nuestra relación en cualquier medio, y nuestro comportamiento en cualquier aspecto, por ejemplo: nuestra relación con autoridades, en el trabajo, en el área profesional o familiar, y sobre todo en nuestra comunión y relación con Dios.

Ninguna persona podría sobrevivir sin identidad, el problema entonces está cuando una persona ha adquirido una identidad, que no es la verdadera identidad en la cual él fue improntado por el Espíritu en Cristo. Entonces esa persona ha perdido la verdadera identidad y debido a que no puede quedarse sin ella, entonces, (el buen hombre del buen tesoro de su corazón saca buenas cosas, pero el mal hombre del mal tesoro de su corazón saca malas cosas) esta persona genera o produce su propia identidad, a la cual por ser generada por ella, y debido a que no proviene del espíritu, determinamos que la identidad es falsa, esto es lo que se llega a conocer cómo ciertos patrones de conducta o comportamientos ajenos a la vida en Cristo, produciendo el tipo de vida que esta persona posee, de tal manera que todas las personas tienen la vida que su identidad les permite tener.

De hecho cada uno de nuestros sentidos absorbe información del exterior, de acuerdo a lo que la identidad del corazón permite obtener, es decir, usted escucha las palabras que la identidad con la que está improntado el corazón, le permiten recibir, por ejemplo, en medio de una exposición de artes, cada persona observará los detalles de la pintura que su identidad le permita recibir, o en medio de un diálogo entre varias personas, cada persona escuchará lo que su identidad le permita recibir. Una persona, de cierto escuchará otras palabras diferentes a la persona opuesta, esto lo podemos ver claramente en cualquier parte de nuestra vida, en medio de una comunicación, o de cualquier interacción.

Cada uno de nosotros nos desenvolvemos de acuerdo a la identidad que absorbimos, mediante el lenguaje que escuchamos, toda identidad es improntada de acuerdo al nivel y clase de lenguaje al que nos vemos expuestos.

Se observa claramente en las escrituras cuando el Padre habla con Adán, el Señor determina el lenguaje que va a usar de acuerdo a la identidad que desea improntar, es decir, su lenguaje está determinado por la identidad que desea establecer en el hombre. El lenguaje es la herramienta para improntar identidad. Una vez que el Padre infunde identidad en Adán, ahora él era el responsable de generar esa identidad en Eva, a través de establecer un diálogo, expresando lo dicho por el Señor, por medio de palabras. Sin embargo observamos que cuando la serpiente le preguntó a Eva, lo que resultó de esa pregunta, no es otra cosa, más que la exhibición de la identidad, en otras palabras, no hay mejor manera de sacar a la luz el tipo de identidad improntado, sino a través de una pregunta.

Es por eso que el Señor en la mayor parte de sus interacciones con personas para manifestar sanidades, procuraba hacerlos hablar, por medio de este método el Señor sacaba al descubierto las cámaras de la identidad del corazón del hombre (de la abundancia del corazón habla la boca), y después, a través de un leguaje que Él ocupaba, como: “Crees que el Hijo del Hombre es capaz de hacerlo”, o “lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios”.

El Señor improntaba identidad por medio del lenguaje, y con esto se podía ejercer fe, ya que la fe cree lo que la identidad de tu corazón permite, con esto queremos resaltar la importancia de la identidad.

Ahora, observando el asunto de la estrategia o disciplina de Daniel, si vemos con detenimiento, nos daremos cuenta que en los versos 1 al 5, del capítulo 10, del libro de Daniel, él, hablando en tercera persona de sí mismo, habla de Daniel, también llamado Beltsasar, nos damos cuenta que Daniel significa “Dios es mi juez” y Beltasar “príncipe de Bel”, “predilecto de Bel”, “santificado para Bel”.

Conociendo que Bel es un ídolo de Babilonia, podemos notar que Daniel mismo tenía ciertos problemas en cuanto a identidad se refería, problema que el Señor trató en la visión o revelación que él tuvo. Una vez que Daniel empieza a describir su experiencia, habla de que estaba en el río Tigris o Hidekel, con sus compañeros, y de pronto, alzando la mirada observó que un hombre estaba vestido con vestiduras de lino. Cuando se habla en las escrituras acerca de las vestiduras o mantos, se hace notar la identidad, por ejemplo, el manto de José. Es decir, el Señor estaba solucionando un problema que Daniel tenía en las áreas de su corazón, identidad, y que determinaba su comportamiento.

Uno de los beneficios de la estrategia de Daniel, para aproximarnos intensamente al corazón de Abba, es precisamente la impronta de la identidad verdadera a través de vernos expuestos al lenguaje correcto para establecer una identidad verdadera. Esto se logra a través de un tiempo de búsqueda del Señor, la cual, cita divina, puede ser agendada a través de la estrategia de Daniel, lo cual solo es el medio, siendo el fin, un tiempo de comunión con el Padre.

El Señor, en este tiempo, desea dar solución a cada uno de los aspectos pendientes en el área de la identidad de sus hijos, ya que como habíamos hablado, la identidad es la que define tu comportamiento y casi cualquier aspecto en tu vida.

De hecho esto es lo que define tu comportamiento hacia el Señor, al igual, define lo que tus sentidos espirituales captan del Señor, es decir, que tu relación con tu Padre es afectada por la identidad que posees. Pero gloria sea al Señor, que tomando el modelo de la estrategia de Daniel se tiene un tiempo dedicado para establecer una relación estrecha con el Señor, y permitir que su identidad de hijo, la cual no puede ser fingida ni alterada, sea improntaba en nuestras vidas.

Ninguna persona llega completa a Cristo, de lo contrario, ¿para qué necesitarías ser completo en Cristo, si ya estuvieras?, y así como el hijo pródigo, todos salimos con identidad, pero regresamos sin ella al Padre. Igualmente nosotros salimos del seno del Padre, es decir, de la casa del Padre, con identidad, pero nuestro paso por esta tierra ha producido que regresemos a Él, por medio del ministerio de reconciliación, sin identidad, pero el Padre está dispuesto a infundir e improntar aquella identidad que solo en Cristo tenemos. Es la identidad inmutable de hijos, en toda la extensión de la palabra.

Es tiempo de creerle al Señor y apartar tiempo de calidad, dedicado a la búsqueda intensa y ministración de Su corazón.

¡Hay una identidad de hijos por manifestarse!

Bendecidos con toda bendición de lo alto en Cristo Jesús, nuestra esperanza de gloria.



Volver arriba.



 
6o día de ayuno en el diseño de Daniel

IDENTIDAD VERDADERA DENTRO DE LA ESTRATEGIA DE DANIEL. (2a parte)
 

1En el tercer año del reinado de Ciro de Persia, Daniel (también llamado Beltsasar) tuvo otra visión. Comprendió que la visión tenía que ver con sucesos que ciertamente ocurrirían en el futuro, es decir tiempos de guerra y de grandes privaciones. 2Cuando recibí esta visión, yo, Daniel, había estado de luto durante tres semanas enteras. 3En todo ese tiempo no comí nada pesado. No probé carne ni vino, ni me puse lociones perfumadas hasta que pasaron esas tres semanas.4El 23 de abril, mientras estaba de pie en la ribera del gran río Tigris, 5levanté los ojos y vi a un hombre vestido con ropas de lino y un cinto de oro puro alrededor de la cintura.
Daniel 10:1-5. NTV



Segunda parte de la verdadera identidad dentro de la estrategia de Daniel.
 
Una vez que entendimos la importancia y cómo la identidad es desarrollada e improntada en nosotros, ahora pasamos a ver la necesidad de una identidad verdadera en Cristo.

Podemos observar en la visión que Daniel tuvo dentro de su estrategia, como el hombre que observó se le presentó con un manto, cabe recordar que el manto alude a identidad.

Podemos tomar como ejemplo la parábola del hijo pródigo, cuando regresa a casa del padre, lo primero que se le da es una túnica (manto), lo mismo pasó con Elías y Eliseo, le fue dado un manto que el deseó y pidió, así también ahora el profeta Daniel se ve sumergido en una visión que lo deja impresionado y lo primero que distingue del hombre que observó en aquella visión, fue su manto (identidad), y la característica de este manto es que era de lino.

Sabiendo que esta tela es usada por sacerdotes, ya que es una tela que el Señor ordenó para uso sacerdotal; la característica principal de esta es que no permite la transpiración, cabe mencionar que el origen de la transpiración es la caída del hombre, desde que Adán empezó a morir conoció el sudor, por lo tanto este nos recuerda maldición sobre el hombre, ya que vimos que el lino no permite la transpiración podemos observar que mientras no haya sudor no hay maldición operando y mientras no haya maldición operando, es señal que nos encontramos en una relación estrecha con Abba, lo que permite acceso a todas las riquezas de Cristo.

Es decir, que lo primero que recibimos como beneficio durante la estrategia de Daniel es el entendimiento de identidad que tenemos en Cristo, es decir, que a través y exclusivamente de Él hemos sido reconciliados con el Padre, estableciéndonos en una relación correcta con Abba, y teniendo dicha relación no a través de esfuerzos humanos sino a través de la fe, ya que la justicia de Dios se revela por fe y para fe es decir por fe de principio a fin, una vez establecidos en esta relación con el Padre tenemos acceso libre a todas sus riquezas porque escrito esta Todo lo que es del Padre también es del Hijo.

Y si se nos ha revelado la genética de Cristo en nosotros, entonces acceso libre nos es concedido, ya que la identidad es de lino indicando que no hay maldición, ni juicio, ni condenación para los que estamos en relación y posición en Cristo.

Abba Padre por esta revelación, Cristo nos ha colocado en una posición y relación correcta con el Padre. Una vez entendiendo que el Padre nos ha añadido gracia sobre gracia a nuestras vidas, ya que le ha Plácido darnos identidad de hijos y si hijos, herederos, entonces podemos reinar en vida, esto alude la segunda característica que observó Daniel, un cinturón de oro, el oro indica reino, gobierno, autoridad pero sobre todo divinidad, el cinturón indica fortaleza.

Nadie puede portar un cinturón de oro para reinar hasta que se haya colocado el manto de identidad, hemos sido llamados a manifestar el reino en esta tierra, pero antes de portar un cinturón de oro, debemos revestirnos de identidad de hijos, es tiempo de iniciar el establecimiento del gobierno del cielo en la tierra, y eso solo se lleva a cabo con personas que tienen el manto de lino puesto (identidad en Cristo, genética de hijos) las situaciones en tu vida no son diseñadas para que te gobiernen ni te hagan daño, sino para que los hijos sean levantados en autoridad sobre cualquier monte que se quiere anteponer, es tiempo de gobernar una vez que has adquirido identidad, la estrategia de Daniel se ha diseñado como una gran herramienta para agendar una cita en intimidad con el Amado ya que toda transformación en lo público, inicio por una relación en lo privado.



Volver arriba.